La otra cara de las peregrinaciones en Torreón

La Laguna EL SIGLO DE TORREÓN

El tiradero de basura que dejan a su paso los participantes en las peregrinaciones religiosas sigue sin resolverse.
A unos cuantos días de que se termine la tradición católica, no hay conciencia para mantener limpias las calles del Centro de la ciudad.
Desde principios de este mes y como sucede año con año, el sector que va desde la Alameda Zaragoza hacia el poniente, se convierte en el de mayor afluencia de personas.
Entre las peregrinaciones religiosas en honor a la Virgen de Guadalupe, las cuales se realizan en sentido contrario por la avenida Juárez, y las compras para las fiestas navideñas, el ir y venir de cientos de personas satura los espacios, ya de por sí reducidos por los puestos de vendedores ambulantes.
Los padres de familia con sus hijos, los jóvenes, los trabajadores, tiran por doquier los restos de alimentos, bebidas, papeles y envolturas de lo que adquieren.
La promesa de las autoridades de poner recipientes de basura quedó solamente en eso.

La otra cara de las peregrinaciones en Torreón

6 fotos, El tiradero de basura que dejan a su paso los participantes en las peregrinaciones religiosas sigue sin resolverse.
A unos cuantos días de que se termine la tradición católica, no hay conciencia para mantener limpias las calles del Centro de la ciudad.
Desde principios de este mes y como sucede año con año, el sector que va desde la Alameda Zaragoza hacia el poniente, se convierte en el de mayor afluencia de personas.
Entre las peregrinaciones religiosas en honor a la Virgen de Guadalupe, las cuales se realizan en sentido contrario por la avenida Juárez, y las compras para las fiestas navideñas, el ir y venir de cientos de personas satura los espacios, ya de por sí reducidos por los puestos de vendedores ambulantes.
Los padres de familia con sus hijos, los jóvenes, los trabajadores, tiran por doquier los restos de alimentos, bebidas, papeles y envolturas de lo que adquieren.
La promesa de las autoridades de poner recipientes de basura quedó solamente en eso. »


peregrinaciones

Un problema sin fin. Pese al llamado que ha realizado la misma Diócesis de Torreón de cuidar la imagen de la ciudad durante las peregrinaciones, la basura es evidente.

Corredor gastronómico. Un corredor gastronómico se convierte la avenida Juárez desde el punto de partida en la Alameda Zaragoza de la calle González Ortega hasta la Ramos Arizpe con los negocios de comida que se ponen a “cielo abierto”, además de los ambulantes que ofrecen desde dulces regionales hasta bebidas como chapurrados.

Sin cultura. La falta de basureros y de cultura queda en evidencia durante las peregrinaciones con la estela de basura que se dejan a su paso.

Peligro. Diversos puestos de comida utilizan tanques de gas LP de uso doméstico a su máxima capacidad, por lo que el riesgo de que puedan sufrir fugas, incendiarse y estallar es latente para los transeúntes.

Lucha. La lucha contra el plástico va perdiendo, ya que es lo que más se acumula durante el paso de los peregrinos por toda la Juárez.

Se rentan asientos. Los negocios que surgen durante las peregrinaciones se han diversificado con el paso de los años, ya no solo es la venta de alimentos ni de imágenes religiosas, ahora hay juegos y hasta renta de sillas.

Comentarios

Fotos más vistas