Verdades y rumores, El Siglo de Torreón
26 de noviembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y rumores

EL AGENTE 007
miércoles 05 de febrero 2020, actualizada 6:31 am

Enlace copiado

En los últimos días en el Poder Judicial de Coahuila se han dado varias lecturas respecto al comportamiento de sus integrantes: por un lado, al magistrado 'influencer' Miguel Mery le ha dado por visitar y de paso posar para la foto en los diferentes municipios de Coahuila, y aunque en muchos de estos no existan oficinas del Poder Judicial el tour ha estado bueno; y por otro lado, el novel abogado sobreviviente de varias administraciones y ahora magistrado Luis Efrén Ríos Vega, quien intenta hacer grilla por donde puede para tratar de "serrucharle" la silla al lagunero Miguel Mery. Se dice que don Luis se la pasa vociferando a todo pulmón que él ya trae instrucciones y la bendición del "góber" Miguel Riquelme, pero la realidad es otra, porque el grueso de los magistrados sabe perfectamente que al gobernador lo que le interesa es tener orden, y si ese se lo da Mery, aunque se divida entre el Instagram y el Poder Judicial, no tendrá ningún problema en ratificarse en el mes de diciembre como el pastor de los becarios… Perdón, los magistrados, lo cual anda buscando a todo vapor don Luis Efrén, quien se la ha pasado lloriqueando y quejándose del lagunero con tal de ganar adeptos entre algunos colegas.

Pero la mayoría lo ha mandado por un tubo a excepción del ingenuo magistrado de la megadeuda, Homero Ramos Gloria, ¿lo recuerda usted? Pues resulta que don Homero, no conforme con que entró con calzador, ahora le está buscando tres pies al gato, y si no se tranquiliza pronto, al puro estilo de la 4T lo pueden enfermar y hasta jubilar, y vaya que está muy cerca de ello. Nuestros subagentes, disfrazados de martillo de juez, nos comentan que ya son varias las voces que le han susurrado al exprocurador de justicia del exgobernador Rubén Moreira que más le vale que entienda por dónde corren las aguas, porque con ese pasado lo que menos le conviene es andar alborotando el avispero, y aunque dicen que es viejo lobo de mar, ahora en medio de la desesperación se está viendo muy novato. Así las cosas en el Poder Judicial.

***

En el otro casi extinto partido político, Acción Nacional, ya se barajan los nombres de quienes van a ocupar las curules benditas, es decir, las plurinominales en las próximas elecciones intermedias en Coahuila. Para esas jugosas becas aseguradas todo seguirá igual con los blanquiazules; uno de esos es el siempre eterno Guillermo Anaya, quien sería el plurinominal número uno, rumor que ya ha generado una desbandada de quejas e inconformidades de muchos panistas del estado que consideran que la sola idea ya es una burla, y se empiezan a quejar de que otra vez los mismos vuelvan a ocupar los puestos de consolación. Y como el peor enemigo del PAN siempre ha sido el mismo PAN, ya se prepara una intensa ráfaga de "fuego interno" en contra de don Memo. Dicen que ahora sí tienen preparados todos los trapitos para sacárselos al sol. Uno de los principales opositores, a quien el eterno político lagunero sigue pegado de la ubre, es el alcalde de Monclova, Alfredo Paredes, quien comanda el grupo del Centro y Carbonífera al interior de Acción Nacional, y por otro lado, su escudero Chuy de León, quien controla la capirucha del sarape; léase entre comillas, estimado lector, porque el exalcalde Isidro López les dejó el campo minado y poco margen de acción. Y como La Laguna es otra cosa, la disputada electorera será más de estructuras entre la del tricolor y los morenos. Por lo que se esperan tiempos revueltos sobre todo por quienes quieren ocupar los pocos espacios que dejara esta contienda, más cuando participa Morena, que cuando no ganan hacen perder a cualquiera.

***

Como si se tratara de una competencia de eventos, la semana pasada dos pomposas inauguraciones tuvieron lugar al mismo tiempo en Torreón y Saltillo. La primera se realizó luego de casi tres años de que el monumento del Torreoncito fuera retirado por Gerardo Berlanga Gotés, actual jefazo de Infraestructura en la provincia de Coahuila, quien en aquel momento cobraba como director de Obras Públicas en Torreón y justificó el retiro del símbolo de la ciudad por las obras del Tortubús… Perdón, Metrobús. En aquel entonces varios panistas disfrazados de activistas sociales armaron protestas para intentar protegerlo, sin lograr revertir el desmonte y retiro; aunque lo que sí lograron fue que el entonces suspirante Jorge Zermeño los viera y más tarde los invitara a sumarse a su Administración como funcionarios públicos. Al paso del tiempo y al ver las malas condiciones en que se encuentran las piezas originales del Torreoncito, el equipo del alcalde Jorge Zermeño hábilmente decidió darse a la tarea de levantar un nuevo monumento a Torreón, esta vez con inversión de la iniciativa privada.

La réplica fue instalada en el parque Fundadores, y gracias a la iluminación y el área de jardines en torno a la estructura el nuevo monumento ha logrado recibir más aplausos que críticas; incluso los vecinos del lugar se comprometieron a cuidar el espacio. Lo que sí resultó curioso fueron las comparaciones que algunos usuarios de las inestables redes sociales hicieron de las fotos de la protesta de hace casi tres años con las del estrado de la inauguración, donde los exactivistas sociales ahora portaban saco y corbata de directores, entre ellos Aldo Villarreal, titular de Urbanismo, Carlos Castañón, encargado del Archivo Municipal, Elías Agüero, jefazo de Cultura, y otros que se sienten revolucionarios en tiempos millennials, esos que consiguen todo por redes sociales. Para tal celebración no hubo gran afluencia, eso sí, mucha emotividad, caso contrario a lo que pasó en Saltillo, donde de la mano del Gobierno municipal, encabezado por el joven maravilla Manolo Jiménez, y su padrino, el "góber" Miguel Riquelme, tiraron la casa por la ventana para inaugurar el Mirador. La torre de 22 metros de altura, cuyo costo fue de 20 millones de pesillos, también tuvo su polémica durante la construcción porque habías voces que se oponían, pero, como siempre, estas se desdibujaron; y hoy el complejo del Mirador es una realidad, y para que todo Saltillo se enterara no se escatimó en gastos durante su inauguración, por lo que hubo una fiesta de luces, fuegos artificiales y toda la concurrencia de lideresas posible, con tal de hacerlo fastuoso.

***

Bien reza el refrán: "cuando el gato no está, los ratones hacen fiesta". Esto, estimado lector, porque hace unos días mientras la flamante secretaria de Turismo en Coahuila, Lupita Oyervides, andaba de vacaciones… Perdón, de gira de trabajo por España, en la región Laguna la que tomó las riendas de su puesto para organizar en un "dos por tres" el Festival del Tamal en Parras fue la subsecretaria Marú Villarreal. Nuestros subagentes, disfrazados de botella de buena cosecha, nos informan que esta situación causó mucho ruido entre los delegados de Turismo de otras regiones, quienes no dudaron en recordar que doña Marú es encargada solo de la Comarca Lagunera, por lo que el municipio de Parras pertenece a otra jurisprudencia, pero como no estaba la jefa, aprovechó para liderar la reunión. Para tal junta convocó a su inseparable mejor amiga, Verónica Soto, directora del Teleférico de Torreón y ajonjolí de todos los moles donde haya cámaras para la foto, como también a sus amigos de la OCV Laguna y de la ciudad anfitriona, pero a la subsecretaria se le olvida que ella ya no es la titular de esa oficina, y serían precisamente los de la OCV de Parras quienes se deben encargar del evento, algo que también hizo torcer del coraje a uno que otro asociado a esa organización en la tierra del vino. Más que el tamal y el vino, que por más que los subagentes han preguntado a los más condescendientes chefs de la región y nomás no le hallan cuál es la relación y arraigo en Coahuila, pareciera que doña Marú quisiera que Lupita dejara el cargo como secretaria para irse otra vez como candidata a una diputación federal, y así ella aprovechar para ocupar esa cartera. No más hay que recordar que el dúo de Pituca y Petaca, a decir de varios priistas resentidos, crece como la humedad.

***

Parece mentira, pero es cierto, debido al éxito del operativo del Alcoholímetro del Ayuntamiento de Torreón, que se refleja en la millonaria recaudación, ahora este apéndice de la Dirección de Tránsito y Vialidad cuenta con oficinas propias y modernas, y no tarda en convertirse en una dirección general gracias a las nutridas contribuciones de los ciudadanos. Nuestros subagentes, disfrazados de patrulla desvalijada, nos comentan que a pesar de las polémicas en las que se mete un día sí y otro también el jefazo de los tránsitos, Pedro Luis Bernal, tanto el alcalde Zermeño como el primer círculo de la Administración han tenido que quitarse el sombrero y saludarlo con mucho respeto, un tanto porque, aunque es excesivamente costoso y molesto, entre reniegos y malas caras la mayoría de las personas optan por aceptar que es una medida que salva vidas y, aunque impopular, nadie quiere borrachos detrás de un volante.

Y es que ya quedaron atrás los años donde el promedio mensual por concepto de pagos de multas cometidas al Reglamento de Tránsito y Vialidad eran menores y, a decir de nuestros subagentes, algo que se presumió durante la inauguración de las oficinas fue que mientras en 2017 se aportaron de 1.5 a 1.8 millones de pesos en promedio, en 2018, primer año del segundo periodo de Jorge Zermeño, despuntó en el segundo semestre y logró de 2.5 a 3 millones de pesos el promedio mensual. Lo sorprendente, incluso para varios funcionarios despistados que acudieron al evento más a fuerza que de ganas, fue escuchar que en 2019 la recaudación por multas alcanzó un promedio mensual de 4.3 millones de pesos, rompiendo su propio récord, es decir, un 78.3 por ciento más que el año anterior. Vaya que la tesorera municipal, Mayela Ramírez, debe tener cuidado, pues don Pedro Luis Bernal en una de esas le anda cambiando la chamba.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...