El primer smartphone de tu hijo, El Siglo de Torreón
26 de noviembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Escolar

El primer smartphone de tu hijo

El 60% lo reclama antes de los 10 años: XPLORA

Dafne Cepeda
lunes 10 de agosto 2020, actualizada 2:18 pm

Enlace copiado

Conforme van creciendo los niños ponen sobre la mesa la ‘necesidad’ de contar con su propio teléfono inteligente, ahora con la pandemia la irrupción de las nuevas tecnologías en el día a día es imparable.

Al dárselo representa un ejercicio de madurez y responsabilidad tanto para ellos como para los padres, para que el resultado sea más satisfactorio es primordial sembrar la confianza, analizar si es porque lo requiere o es más por presión social y chantajes. La organización Net Children Go Mobile guía a los padres que decidieron darles un teléfono inteligente, cómo manejarlo, para que aprendan a gestionar la tecnología a la que se les da acceso.

Las reglas del juego

Establecer desde el principio lo que pueden hacer y lo que no, que está bien y que está mal, no se trata de prohibir sino de implementar los límites de horarios de uso del dispositivo tanto para estudiar, jugar o estar en redes sociales (si es que se las vas a permitir), siempre haciéndolos sentir que se confía en ellos, no estar encima para no generar espisodios de inestabilidad y estrés en ambas partes.

¿Qué tan responsable es tu hijo?

Los papás deben analizar con cabeza fría este aspecto, ya que darle un móvil representa una etapa nueva para todos y no siempre se podrá ver todo lo que hacen, con quién hablan, a dónde se comunican, las fotos y videos que toman, los sitios en los que navegan o juegos en los que se involucran. Si ya se duda, lo conveniente sería aún no darle un dispositivo al 100 por ciento, prestárselo con horario y bajo supervisión.

Corregir cuando es necesario

Si se detecta algún comportamiento fuera del límite, hablarlo y razonarlo antes de ir directo al castigo de quitárselo. Se vale equivocarse y corregir en conjunto es el mejor aprendizaje principalmente cuando se está en transición de niños a adolescentes.

Proteger información personal

Los teléfonos almacenan una gran cantidad de información, en cada foto o video, en los inicios de sesión automáticos y las cuentas que deberán ser vigiladas diariamente. Siempre es buena idea establecer un código de acceso, para que no se pueda ingresar a esos datos en caso de pérdida o robo. Configurar la cuenta del niño como menor y así esté el ‘candado’ de aprobación cada vez que descargar alguna App.

Ser compatibles

Para un mejor control de los datos y del sistema operativo es preferible comprar un móvil de la misma marca que el tuyo porque ya le conoces las mañas y trucos. Así será más sencillo comprender el uso que le da y se pueden hasta sincronizar ciertas aplicaciones, calendarios, correo, actividades, actualizaciones, etcétera.

Cuidar el teléfono

Así como cuidas el tuyo, equipa el de tus hijos con protectores de pantalla y sé consciente de que podría romperlo, perderlo. Está latente que se lo roben, pero con esto comenzarán a ser más responsables y valoren mejor sus cosas.

Predicar con el ejemplo

Sin duda los pequeños imitan lo que ven y más de sus padres. Por lo que deberás dar el ejemplo cuando comas y no uses el móvil, dejar claro que en clase y las tareas importantes no se utiliza, poner atención cuando pida algo. Lo mismo donde navegamos, son muy perceptivos, si sabes que en tu grupo de amigos acaban de enviar una imagen o video comprometedor, aguantarse y en un momento solitario verla.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...