Nuevo 'cierre' en Bahamas provocaría daños económicos irreparables, El Siglo de Torreón
27 de noviembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Nuevo 'cierre' en Bahamas provocaría daños económicos irreparables

La clausura económica se debe al incremento de contagios por COVID-19

EFE
SAN JUAN, PUERTO RICO, jueves 13 de agosto 2020, actualizada 6:46 pm

Enlace copiado

Bahamas sufrirá daños económicos irreparables en el caso de un nuevo "cierre" del archipiélago a causa del aumento de casos de COVID-19, ya que podría encaminarse hacia un camino sin retorno, según el expresidente del Instituto de Contadores Públicos (BICA, en inglés) Kendrick Christie.

La advertencia de Christie este jueves llega cuando las oficinas gubernamentales se continúan cerrando como medida preventiva y el país alcanzó los 1.036 contagiados y 15 fallecidos por la enfermedad.

Bahamas, tras una buena gestión de la pandemia en los primeros meses, abrió las fronteras al inicio de julio con el objetivo de beneficiar a su sector turístico -una de las principales fuentes de ingreso de su economía-, lo que provocó un drástico aumento en los contagios.

Christi dijo en una conferencia de prensa que las consecuencias económicas y sociales producidas por la pandemia ahora representan una amenaza más grave para la prosperidad y el bienestar de esta nación que el virus en sí mismo.

Señaló que no estaba restando importancia a la amenaza de la COVID-19 para la salud, pero aseguró que si bien una masa suficientemente crítica de empresas "con suerte" superará este "cierre" nacional, cualquier repetición sería "problemática", tanto para las compañías como para el bienestar a largo plazo de la economía del archipiélago.

Pidió al Gobierno que sea más innovador y adopte un enfoque para combatir los llamados "puntos calientes" del coronavirus y el aumento repentinos de casos.

PIDEN UNA ESTRATEGIA PARA CUANDO SE SALGA DEL CIERRE ACTUAL

Christie instó al Gobierno a desarrollar y diseñar una estrategia que detalle cómo Bahamas saldrá del cierre actual y se abordarán todos los posibles escenarios de la pandemia en el futuro.

Esto, dijo, ayudaría a eliminar parte de la incertidumbre que amenaza al sector privado y a los consumidores.

Estuvo de acuerdo en que se necesitaba el primer cierre del país, pero aclaró que la amenaza de un segundo es tan grave para el territorio atlántico como el virus.

"Necesitamos que se presente lo que se llama una estrategia de salida que incluya cuáles son los planes del Gobierno. La mayor amenaza es cómo abrimos nuestra economía y presentamos medidas innovadoras para evitar otro bloqueo. Estamos en un punto sin retorno", subrayó.

Recordó para justificar la dura realidad de la amenaza para la economía de Bahamas que el archipiélago tiene un déficit fiscal de 1.300 millones de dólares, lo que da idea del desequilibrio de las cuentas públicas para un territorio que ronda una población de 400.000 personas.

Además, la deuda pública supera el 60 % del producto interior bruto (PIB), la tasa de desempleo se sitúa desde hace más de una década cerca del 10 % y la inflación en el 2,2 por ciento en 2018 (últimos datos disponibles).

El PIB creció sólo un 1,8 en 2017 y en los dos últimos años rondó el 1,5 %

Christie dijo que Bahamas, como otros países actualmente, está a solo un paso de entrar oficialmente en posiblemente su recesión más pronunciada en la historia a causa de la enfermedad.

La recesión, recordó, se define técnicamente cuando se suceden dos trimestres consecutivos de contracción en las cifras de crecimiento de la economía.

BAHAMAS DEBE DIVERSIFICAR SU ECONOMÍA

Christie subrayó además que esta crisis ha demostrado que Bahamas debe diversificarse hacia otros sectores económicos para no depender tanto del turismo.

Las autoridades de Bahamas informaron en su último reporte de 47 nuevos casos, lo que incluyen un récord de 40 para la isla de Nueva Providencia en 24 horas.

La sede del Ministerio de Salud fue cerrada para una limpieza profunda y desinfección después de informarse de que un miembro del personal que trabaja en esas instalaciones dio positivo por el virus.

El Ministerio de Salud ha iniciado el rastreo de contactos para determinar el nivel de exposición de los empleados y visitantes.

El primer ministro, Hubert Minnis; su adjunto, Peter Turnquest, y el ministro de Educación, Jeff Loyd, están además en cuarentena por precaución como resultado de haber estado expuestos a contacto con funcionarios gubernamentales que dieron positivo al COVID-19.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...