Cirugía de obesidad: historias reales, personas reales, El Siglo de Torreón
04 de marzo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Doctor en casa - Bienestar

Cirugía de obesidad: historias reales, personas reales

DANIEL CAMPOS TORRES
TORREÓN, COAH, domingo 17 de enero 2021, actualizada 9:22 am

Enlace copiado

Cuando hablamos de la efectividad de la cirugía bariátrica contra la obesidad y las enfermedades asociadas muchas veces nos olvidamos del impacto tangible que se tiene en la vida de los pacientes y su salud.

Dentro de los más de 4,500 pacientes que se han operado en nuestro centro tenemos la historia de Blanca, quien se sometió a un bypass gástrico para tratar su problema de obesidad, apnea del sueño y presión arterial alta, además de haber sufrido un ataque al corazón debido a su sobrepeso.

El bypass gástrico es un procedimiento quirúrgico que disminuye el tamaño del estómago y la parte inicial del intestino delgado, para así desviar el alimento directamente a la parte mediana del intestino, logrando que el paciente se sienta satisfecho más rápido y absorba solamente una parte de las calorías que ingiere.

Con este procedimiento, se logró que Blanca mejorara su calidad de vida significativamente.

Después de pesar 130 kilos antes de la cirugía, logró alcanzar su peso ideal con 57 kilos y sus comorbilidades se resolvieron con la pérdida de peso.

“Tuve que tomar una decisión, no era feliz y mi familia tampoco. A los 17 años pesaba 65 kg. Después de casarme, llegaron los hijos y con ellos los kilos extras comenzaron a asentarse. A los 27 años, los médicos detectaron hipotiroidismo que me causó asfixia y depresión. Seguí ganando peso hasta llegar a los 110 kilos, cuando me diagnosticaron obesidad mórbida. Las complicaciones de la obesidad no se detuvieron ahí, me sentía mal, no podía dormir y me costaba respirar. Mi vida pasó llena de problemas de salud. Diez años después, sufrí un ataque al corazón, me recuperé, pero más tarde, debido a problemas respiratorios y al sobrepeso, me diagnosticaron apnea del sueño y prescribieron el uso de oxígeno. Tres meses después, volví al hospital con un preinfarto y otras condiciones diferentes como la hipertensión y el corazón dilatado. Esa fue la primera vez que escuché sobre la cirugía para la obesidad. Alguien me recomendó que visitara al Dr. Daniel Campos, pensando que podría ser candidato para una de estas cirugías. Tuve que tomar una decisión, no estaba feliz y tampoco mi familia, y aunque no lo demostraba, lo sabía y eso me hizo sentir muy mal. Siempre quieres sentirte aceptado por todos y aparentar ser feliz, pero es una mentira cuando alguien dice: ‘Soy feliz teniendo sobrepeso’. Después de llegar a casa de las fiestas o reuniones estaba deprimida, malhumorada e intolerante. En esta etapa, ya pesaba 130 kilos. La cirugía era mi único y último recurso. Mi vida se me estaba yendo de las manos y gracias al Dr. Campos y su equipo de profesionales estoy viva, nunca dejaré de agradecerle por haberme salvado la vida”.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...