05 de junio de 2020. notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

El ejemplo del Santos

No hagas cosas buenas...

ENRIQUE IRAZOQUI
viernes 22 de mayo 2020, actualizada 4:00 pm


Enlace copiado

Qué sorpresa la ola de contagios de COVID-19que se ha dado dentro de la filas del Santos Laguna. El hecho no debería ser más que una reiteración más de que el maldito virus nos puede alcanzar a todos, y ahora ya con doce casos confirmados de atletas jóvenes no es más que la confirmación que nadie está exento de contraer la enfermedad.

Sin embargo, la confirmación de la noticia viene precedido por una filtración en las redes sociales, particularmente en Instagram en un perfil denominado “Covidiotas Trc” donde se exhibe desde el cobarde anonimato a aquellos que publican en sus “historias” festejando o participando en reuniones sociales que deben de ser evitadas en esta pandemia, para no propagar contagios masivos.

Resulta que este perfil exhibió sin tapujos al capitán del equipo Santos Laguna, el arquero de origen regiomontano, Jonathan Orozco cantando en un jardín con un músico de estilo norteño apoyándose en un micrófono y leyendo en su dispositivo presumiblemente la letra de la rola que interpretaba. En el mismo espacio de la publicación se asumía que Orozco se encontraba celebrando su cumpleaños.

El hecho de la publicación que resulta a todas luces violatorio al derecho de la privacidad de la personas pero que la tecnología de uso cotidiano nos ha arrancado a todos, no pasaba de que se había tratado de una desobediencia de una figura pública, en este caso deportiva, de las disposiciones para atemperar el número de infectados de este virus que está arrastrando al mundo y a México a la peor recesión económica desde la revolución mexicana, para el caso de nuestro país.

Ahora, primero con 8 contagios y luego la confirmación de 12 miembros de la escuadra albiverde, en la que el presidente del club Dante Elizalde había declarado que la institución se reservaría por el simple derecho a la privacidad el nombre de los afectados, el propio Jona a través de un video confirma que él es uno de los infectados y aclara que ha pasado tiempo sin estar en contacto con sus compañeros, en un intento por deslindar el hecho que de que en su festejo cumpleañero se haya producido la propagación de la enfermedad, aunque no rehúye su responsabilidad ( la que sea) de que haya realizado la reunión.

Al final es irrelevante saber si los compañeros del portero realmente estuvieron con él para celebrarlo o no, aunque es extraño que tal cantidad de miembros del equipo hayan resultado positivos en la portación del COVID, así el reporte de la institución señale que la generalidad es que todos los jugadores contagiados están resultado asintomáticos. Es previsible que debido a su natural estado físico los muchachos transiten a la sanación sin grandes sobresaltos ( eso se le desea a todos por supuesto) debido a su obvio estado físico.

Lo más importante ahora es que este contagio de un determinado grupo social es el ejemplo más cercano geográficamente hablando que la pandemia lejos está de ser dominada, y aunque el reporte de camas disponibles y de espacios para terapia intensiva en los hospitales es de alrededor de 65% lo que supone que hay capacidad para atender pacientes de este mal, hay que seguir alentándonos como sociedad a mantener la guardia arriba para realmente poder ya transitar desde el punto de vista médico a la urgente reactivación económica sin mayores pérdidas que las irremediables.

El contagio que ocurrió en Santos Laguna es ejemplo latente de que esto de COVID no está dominado desafortunadamente, que estamos obligados aún a la cautela para dar lo más pronto posible la vuelta a la página de esta pesadilla.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...